Centro de Educación, Capacitación y Actualización de Lagos
Saber y hacer para crecer

COMPROMISO

Satisfacer las expectativas y lograr las metas que se me confieren, es dar más de lo que estoy obligado a hacer y por lo cual se deposito la confianza en mí.

La persona comprometida es generosa, busca como dar más afecto, cariño, esfuerzo, bienestar... en otras palabras: va más allá de lo que supone en principio el deber contraído. Es feliz con lo que hace hasta el punto de no ver el compromiso como una carga, sino como el medio ideal para perfeccionar su persona a través del servicio a los demás.

TOLERANCIA

Es reconocer la individualidad y la diversidad, se eliminan los desacuerdos y mata a la ignorancia al permitir la coexistencia y el respeto por la forma del pensamiento de los demás.

Es la capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás, Se trata de una actitud de consideración hacia la diferencia, de una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta de la propia, de la aceptación del pluralismo.

DISCIPLINA

Hacer lo que corresponde no es suficiente, hay que hacerlo en el momento adecuado y con las condiciones que permitan el flujo de responsabilidades, no ser un obstáculo, si no un apoyo para el logro de los objetivos de todos los involucrados en el quehacer cotidiano.

JUSTICIA

Entregar en manos de otro aquello que por méritos propios ha ganado, a pesar de que ello implique desprenderse de algo por lo que se ha trabajado, para mantener la armonía y la convivencia social.

Es el impulso moral que inclina a la voluntad a entregar a otro lo que en derecho le pertenece.

RESPONSABILIDAD

Es estar dispuesto a tomar decisiones de manera consciente y estar dispuesto a asumir las consecuencias de estas, de tal forma que sea capaz de enfrentar mis actos con libertad, pero respetando las normas que rigen mi conducta, aceptando las limitaciones que regulan el comportamiento.

Es apreciar claramente que de nuestro comportamiento dependen cosas grandes. Los hombres con ideales y metas elevadas se responsabilizan enseguida de sus decisiones.

HONESTIDAD

La honestidad consiste en decir toda la verdad a quien corresponde, de modo oportuno y en el lugar correspondiente. Vivir lo que se predica y hablar lo que se piensa, es coherente con lo que dice, hace y piensa.

Una persona honesta no se preocupa por lo que los demás piensen de ella, vive en paz, no justifica o excusa sus actos, medita sobre ellos para corregir sus errores. Somos honestos cuando no nos engañamos ni engañamos a nuestros semejantes.